Partes de un atornillador eléctrico: el par de apriete

Muchos estaréis ya familiarizados con este nombre y a otros, si es la primera vez que vais a comprar un atornillador, seguramente os suene a chino.

Vamos a ver qué es exactamente el par de apriete de un atornillador eléctrico.

EXPLICACIÓN DEL PAR DE APRIETE EN UN ATORNILLADOR ELÉCTRICO

El par de apriete es una pieza que permite regular la potencia de giro del atornillador.

Una mayor o menor potencia de giro del atornillador genera un mayor o menor esfuerzo de torsión, expresado en “Nm”.

Es importante que tengas en cuenta este dato cuando estés mirando las características de un atornillador, ya que:

  1. cuanto mayor es la capacidad del esfuerzo de torsión más potencia genera el atornillador a la hora de atornillar y taladrar
  2. de mayores dimensiones serán los tornillos con los que podrás trabajar y más a fondo podrás introducir en el material en el que estés trabajando

Los niveles de ajuste en el par de apriete

El par de apriete de cada atornillador consta de diferentes niveles o posiciones con los que podrás ajustar la fuerza del atornillado.

Dependiendo de la potencia de cada atornillador, unos contarán con un par de apriete con más posiciones y otros con menos.

Función de taladrado

En el par de apriete del atornillador también podrás seleccionar la función de taladrado.

¿También se puede ajustar la potencia a la hora de taladrar?

Las diferentes posiciones del par de apriete sirven para ajustar la fuerza en el atornillado.

Normalmente, la velocidad a la hora de taladrar será proporcional a la presión que ejerzas en el gatillo del atornillador: de manera que a más presión más fuerza, y viceversa.

Dependiendo de cada atornillador, unos contarán con algunos extras para controlar mejor la potencia del taladrado y otros no.

Por ejemplo:

  • Sistema electrónico del control de revoluciones: algunos atornilladores, como el modelo PSR 12 de Bosch, incluyen mecanismos de control para que el ajuste de la potencia del taladrado sea gradual y, por tanto, permita una mayor precisión y se amolde más fácilmente a las exigencias de cada momento.
  • Varias velocidades: hay también atornilladores que incorporan varias velocidades (normalmente 2), de manera que puedes seleccionar la más baja para los trabajos de menor exigencia y la más alta para los más exigentes, consiguiendo así un taladrado más óptimo.

El atornillador GSR, también de la marca Bosch, incluye esta opción.

¿Todos los atornilladores eléctricos tienen par de apriete?

No, no todos lo tienen.

¿Y ello qué implica?

Que no se puede regular la velocidad. Es decir, que cuentan con una velocidad fija.

No obstante, para algunos atornilladores, aunque no lo incluyan de inicio, podrás comprar un accesorio de par de apriete por separado.

LAS 2 FUNCIONES CLAVE DEL PAR DE APRIETE EN UN ATORNILLADOR ELÉCTRICO

¿Por qué el par de apriete te hace el trabajo más cómodo?

1. Porque te permite ajustar fácilmente la fuerza

Dependiendo del tipo de tarea que estés abordando, las diferentes posiciones del par de apriete te permitirán ajustar la potencia que necesites en cada momento y lograr así un atornillado más óptimo:

  • en atornillados que requieran especialmente de fuerza

En los que podrás seleccionar los niveles más altos del par cuando los tornillos sean más largos o los materiales más duros

  • y en atornillados que requieran de una mayor precisión

En los que podrás servirte de los niveles más bajos para poder atornillar así a menor velocidad y realizar, por tanto, un trabajo más preciso.

2. Porque también hace las veces de seguro

Al tratarse de velocidades fijas, una vez seleccionas una de ellas, la fuerza a la hora de atornillar está limitada, si necesitas hacer más presión simplemente subes en la escala de niveles.

De esta manera te aseguras no forzar el atornillado y evitarás pasarte de rosca.

En los atornilladores que carecen de par de apriete, sin embargo, tendrías que ir regulando la velocidad o la potencia de giro “a ojo” o basándote en tu intuición, lo que aumentaría las probabilidades de errar, meter el tornillo más de la cuenta y dañar los materiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *